Consideraciones previas

La aplicación se realiza a través de equipos mecánicos diseñados a tal efecto y utilizados por aplicadores especializados, por relleno total en cavidades de muros de doble hoja de fábrica, pudiéndose instalar también en determinadas cámaras parcialmente aisladas, si el aislante existente se encuentra perfectamente adherido y fijado dentro de dichas cámaras.

Para obtener las características óptimas del aislante de Lana Mineral a insuflar que se declaran, fundamentalmente su conductividad térmica, dicho aislante debe aplicarse a la densidad prescrita por el fabricante, la cual se controla mediante ensayos previos realizados in situ por el propio aplicador, y que se describen más adelante.

Inspección

Proceso de inspecciónAntes de la puesta en obra de la solución, deben realizarse trabajos de inspección y verificación por el personal técnico de la empresa instaladora, para conocer todos los detalles y garantizar que la construcción es adecuada y apta para realizar el insuflado.

Se debe comprobar que las hojas de fábrica, o en su caso los materiales de revestimiento de las mismas (revocos, enlucidos, etc.) no tienen grietas ni fisuras, y en el caso de que éstas existan, han de ser reparadas para garantizar la impermeabilidad del sistema.

Es necesario practicar agujeros de inspección en una de las hojas de fábrica del muro a aislar, para efectuar comprobaciones en el interior de la cámara de aire a insuflar, como la presencia en las mismas de escombros o restos de materiales de construcción o de otra procedencia, que pueden mermar la eficacia del sistema y por tanto convendría extraer de la cavidad. La empresa instaladora debe valorar con la propiedad y/o los facultativos de la obra la viabilidad de realizar catas en alguna de las hojas del muro a insuflar, con objeto de extraer dichos restos y poder conseguir resultados óptimos de aislamiento.

Los conductos y tuberías que circulen por las cámaras de aire a insuflar, procedentes de instalaciones eléctricas, de climatización/ventilación, etc., deben estar perfectamente identificados, con objeto de evitar dañar estos elementos al realizar las perforaciones en los muros para el insuflado de la Lana Mineral. Se requerirá el uso de una lámpara endoscópica de calidad y con elevado nivel de luz, realizando inspecciones en cada fachada y alrededor de los elementos que puedan causar obstrucciones en el proceso de insuflado Si se utiliza una lámpara endoscópica con cámara de vídeo, es conveniente registrar imágenes de los obstáculos dentro de la cámara de aire, antes y después de retirarlos, como prueba de que la cavidad resulta apta para el proceso de insuflado.

Si se detectan problemas de humedad provocados por remonte capilar procedente del terreno, o bien derivados de higrometría interior elevada, deben solventarse antes de insuflar el aislante de Lana Mineral.

El espesor de cámara de aire puede variar considerablemente en una misma obra. Por tanto, es preciso realizar al menos diez mediciones del espesor de la cámara de aire, a distintas alturas del edificio, antes de la instalación.

Es imprescindible reflejar todos los detalles e incidencias detectados en cada obra, cumplimentando un informe de inspección, prestando especial atención a las medidas a tomar antes de iniciar los trabajos, así como instrucciones específicas para el instalador durante los trabajos de insuflado.

Perforaciones

Al practicar agujeros en la pared, debe asegurarse que el taladro no está en posición inclinada, sino totalmente horizontal. Debe prestarse sumo cuidado en minimizar la cantidad de escombros que puedan caer dentro de la cámara de aire.

Esquema de juntasCuando se taladre una pared de ladrillo visto, debe asegurarse que los agujeros se realizan en las uniones entre juntas verticales y horizontales.

Debe haberse completado todo el perforado en una fachada, y al menos en 2 m de las fachadas adyacentes, antes de empezar a insuflar aislamiento en la misma.

Debe prestarse atención cuando se taladre cerca de elementos como tuberías, conductos de ventilación, de humos, etc. Se requerirán agujeros de insuflado adicionales para garantizar que los elementos anteriores queden completamente rellenados a su alrededor. Se recomienda taladrar al menos dos filas de ladrillos/bloques de distancia por debajo de dichos elementos. El espesor de la cámara de aire debe medirse y registrarse a través de los agujeros practicados en cada fachada, a fin de facilitar las comprobaciones de control de calidad que tendrán lugar después de la instalación. La cámara de aire debe medirse al menos en 10 puntos, o más si es posible, para permitir la realización de cálculos precisos.

Se deberán realizar agujeros de diámetro adecuado al de la boquilla a emplear y en función de las características de la pared a perforar, así como del ancho de las juntas entre ladrillos en el caso de muros de obra vista.

El equipo instalador replanteará los agujeros de insuflado a realizar en los muros, en cuanto a su posicionamiento, distancia entre ellos, etc., en base a un patrón de perforaciones establecido por el fabricante.

Esquema de fachada

En caso de que la cámara de aire no se encuentre interrumpida en las cajas de persianas de ventanas, el instalador debe obturar el acceso de Lana Mineral a dichas cajas durante el proceso de insuflado. Ello es también extensible, por ejemplo, a las cámaras de aire sin discontinuidad entre viviendas, debiéndose obturar la línea divisoria entre las mismas. Existen en el mercado accesorios de obturación adecuados a tal efecto.

Equipo mecánico

Los aislantes de Lana Mineral a insuflar en muros con cámara de aire, deben instalarse utilizando equipos mecánicos especiales desarrollados por los fabricantes. Estos equipos funcionan normalmente con un motor eléctrico o con un motor diesel, y suelen constan de los siguientes elementos:

Reglaje y controles de calidad

El instalador debe realizar los ajustes adecuados en la máquina (apertura de compuertas de salida de material, presiones de aire y de mezcla Lana-aire, etc.), para conseguir a la salida de aquélla el producto a insuflar con la densidad prescrita por el fabricante, que garantizará las características técnicas de la Lana Mineral declaradas por éste.

Para ello puede utilizar una caja de test previo, con un volumen determinado, en la cual se insufla la Lana Mineral y posteriormente se pesa, para calcular la densidad. En el caso de no obtener la densidad prescrita por el fabricante, el equipo instalador irá realizando reajustes en los parámetros de la máquina hasta obtener la densidad nominal correcta.

Condiciones de suministro

La Lana Mineral para insuflar se suministra habitualmente en paquetes de plástico paletizados en palets de madera. En caso de desmontar los palets, los paquetes resultantes deben transportarse de forma que no se desplacen por la caja del transporte. Se procurará no aplicar pesos elevados sobre los mismos, para evitar su deterioro.

Recepción y control

Documentación de suministro: El material debe estar provisto del marcado CE, que es una indicación de que cumple los requisitos esenciales y ha sido objeto de un procedimiento de evaluación de la conformidad.

Ensayos: La comprobación de las propiedades o características exigibles a este material se realiza según la normativa vigente.

Conservación, almacenamiento y manipulación

Conservar y almacenar preferentemente en el palet original, protegidos del sol y de la intemperie. Para su aplicación, los paquetes del material a utilizar serán vaciados en la tolva de la máquina de insuflado, instalada al abrigo de la intemperie. Los palets completos pueden almacenarse a la intemperie por un periodo limitado de tiempo. Los paquetes deben almacenarse bajo cubierto, sobre superficies planas y limpias. Siempre que se manipule el material se hará con guantes.

Recomendaciones para su uso en obra

Durante la operación de insuflado mecánico se utilizará mascarilla protectora. El material debe colocarse siempre seco.

Insuflado

Insuflado de lana mineralLa insuflación de Lana Mineral se podrá llevar a cabo cuando la temperatura ambiental no sea inferior a 5ºC ni superior a 45ºC, y la humedad relativa no supere el 85%.

La Lana Mineral debe ir introduciéndose en cada agujero de insuflado. Se debe comenzar en un extremo de la fachada y en la parte inferior del muro, y se debe trabajar de lado a lado y de abajo hacia arriba, para garantizar la uniformidad de llenado. Normalmente los equipos mecánicos existentes en el mercado están equipados con desconexión automática del flujo de material, la cual indica normalmente que el paño que se estaba insuflando ya se ha llenado. Cuando se ha terminado de llenar el paño a través del agujero correspondiente, se debe cerrar la válvula de la boquilla y, una vez que se ha colocado la boquilla en el siguiente agujero de insuflado, debe abrirse de nuevo la válvula de forma que pueda proseguir el proceso de llenado, activando el interruptor de encendido de la máquina, o del mando de control remoto si la misma dispone de este accesorio.

Si la máquina se desconecta antes de tiempo, o si se tiene la impresión de que el paño a insuflar no se ha llenado correctamente, deben tomarse medidas correctoras para garantizar el llenado adecuado. Entre estas medidas pueden incluirse al menos las siguientes, según se considere necesario:

Las zonas donde se hayan producido problemas con el llenado, deben registrarse en el informe final de obra y, tras la instalación, deben realizarse comprobaciones adicionales con la lámpara endoscópica.

Los agujeros realizados y utilizados en el proceso de insuflado de la obra, deben ser finalmente tapados, normalmente con mortero de cemento, prestando especial atención en el caso de muros enfoscados con acabado en un color determinado, para copiar el color y la textura originales lo más fielmente posible.

Tapado de agujeros

Control de obra

Además de los controles previos a la instalación y durante la misma, se realizarán también los siguientes:

Densidad instalada

Es necesario comprobar que La Lana Mineral haya permanecido limpia y seca.

Para comprobar que se ha obtenido un llenado correcto a la densidad de la Lana Mineral prescrita por el fabricante, debe registrarse en el informe final de obra el número de paquetes utilizados en la instalación y el espesor medio de la cámara de aire, y debe calcularse la densidad media instalada.

Ejemplo

Superficie total de muros110 m2
Huecos (ventanas, puertas…)–27 m2
Superficie a insuflar83 m2
Espesor de cámara65 mm = 0,065 m
Volumen de la cámara83 m2 x 0,065 m = 5,40 m3
Nº de sacos de Lana Mineral utilizados11,4 uds
Densidad media instalada Lana Mineral11,4 uds x 16,6 kg / ud = 189 kg
189 kg / 5,40 m3 = 35 kg/m3

Después de: realizar operaciones de mantenimiento de la máquina, de un paro prolongado, de un cambio de operarios, de la modificación del equipo u otros; los reglajes y ajustes de la máquina deben ser revisados a fin de obtener la densidad nominal de la Lana Mineral prescrita por el fabricante.

Puntos singulares

Los puntos singulares de la cavidad identificados antes de la instalación, pueden constituir un obstáculo al flujo de Lana-aire, y deben ser objeto de un tratamiento particular para evitar la creación de zonas no rellenadas de Lana o coqueras en la cámara de aire, que provocarían puentes térmicos y acústicos.

La densidad próxima a un punto singular debe ser como mínimo igual a la densidad media instalada.

Criterio de medición

Se medirá la superficie realmente ejecutada, y se facturará en base a ésta.

Informe final

Entrega de informe de actuaciónPara cada obra, la empresa instaladora debe confeccionar un informe final, que incluya al menos los siguientes datos:

Un ejemplar de dicho informe quedará en manos de la empresa instaladora, y otro ejemplar será facilitado al cliente junto con la factura.